viernes, 13 de marzo de 2009

¡Te juro que me salía!

Qué mala pasada nos juega el cerebro cuando nos sentimos observados y evaluados. Por ejemplo cuando, de casualidad, nos cruzamos con un aro y una pelota de basket, y comenzamos a probar tiros desde diferentes ángulos y comprobamos que la embocamos seguido, pero cuando viene alguien a mirar, nuestra habilidad se esfuma por completo y empezamos a tirarla afuera. La mente, que hasta el momento estaba feliz, calculando ángulos, peso de la pelota, potencia de los brazos y todo tipo de fórmulas físicas(?) empieza a pensar cosas tales como "tengo que demostrar lo bien que tiro" o "realmente soy bueno en esto, puedo tener futuro como basketbolista" o "ahora va a ver este, le voy a demostrar lo bueno que soy". Y ahí la cagamos.

6 comentarios:

obras dijo...

Me autocomento para agregar que el pool es otro ejemplo muy gráfico (?) de esta situación. En el momento en el que estamos por pegarle a la pelotita y masturbamos (ohhh!) al taco entre nuestros dedos, solo un 15% del cerebro está pensando en pegarle bien a la pelotita. El 85% restante está pensando "tengo que ganarle a este, yo soy mejor!".

fakyu dijo...

o tambien puede estar pensando en como masturbar el taco, jajajaja, son buenos tus comentarios de la vida cotidiana eh, jajajaja, me cago de risa, bueno, en realidad me rio, xq pa cgarme de risa deberia estar en el baño, si lo se, chiste malo, adios

Deras dijo...

No puedo hacer nada bien cuando me siento evaluada... me pasa sobre todo con la batería.

Nunca entiendo el problema de las clases. Si en mi casa me salían todos los ejercicios, por qué en la clase no?? sobre todo cuando le anticipo al profesor que me salieron bien, es fija, en clase ni arranco.

Y ni hablar si toco la batería frente a gente que conozco poco!!! TERRIBLE.

Anónimo dijo...

exactamente, me pasa con los malabares :(

saludo horace!

lau (firmo como anonimo porque no tengo identidad blogger/ google)

Acerca de mi mundo dijo...

jajajaja, muy bueno lo que escribís. Es genial lo divertidas que pueden ser esas situaciones cotidianas cuando las cuenta otro xD

Momenti . dijo...

dicho y hecho. siempre cagamos todo cuando llega alguien.