lunes, 20 de octubre de 2008

¡Luz luz luuuuuuuuuuuz deeeeeeelaaalmaaa!

La luz de los pasillos de los edificios es traicionera. Dura sólo unos 40 segundos, y después se apaga. Pero lo malo de esto es que si vos apretás el botoncito cuando aún está prendida y van, ponele, 20 segundos, no empieza de vuelta la cuenta. No: desestima tu pedido de más luz y cuando se cumplen los 40 segundos, se apaga, y recién ahí vos tenés derecho a apretar de vuelta. Al menos así sucede en el pasillo del edificio del psicólogo al que concurro. Sí, mientras espero que me abra me pongo a pensar estas pelotudeces y cuento los segundos que tarda la luz en apagarse.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

ahora si alguien entra
va a encontrar un comentario
en lugar de 0 comentarios


=)

agost

Maldita Giselita dijo...

Jejeje, sumemos otro...

nos olemos luego.

achichichiiii dijo...

ya quiero que actulices esto, vistee! vistess

Elna Gual dijo...

si! yo tambien!

Vikuña dijo...

Y le contas al psicólogo las cosas que pensás mientras esperas que te atienda?

Nachozzavedra dijo...

a veces la lentitud es extrema...
y mas de una vez tocas un timbre en vez de la luz
ojo en el 90% la luz es un botoncito rojo con luz
pero hay un 10% que no... y simepre eligo mal...

saludossss