martes, 12 de agosto de 2008

La situación opuesta a la de abajo

Vas en el bondi muy tranquilo, sentadito mirando por la ventana y escuchando música... ¡una fiesta! pero de repente algo sucede en el motor del benemérito vehículo, y se rompe. Oh no, todos los pasajeros deben bajar y esperar en la parada a que llegue otro bondi (lleno de pasajeros, claro), para subirse vorazmente por ambas puertas. Te subís y tu situación dió un giro de 180 grados: ahora estás en un colectivo lleno, parado y peleando por una ubicación. ¡Vida cruel!

5 comentarios:

El Acople dijo...

La etiqueta "Yo iba sentadito" entra directamente al puesto nº 3 (?) del ranking de mariconadas. Pero que tierno suena (?)

cariños

claramenta dijo...

comienzo a creer que los bondis tienen conciencia,es decir detectan tu felicidad bonderil y no..no te dejan ser feliz.
porque les gusta verte con cara de 60 que llega hasta tigre y a jujuy.

Kluivert dijo...

Sí, es re feo cuando pasa eso. Por suerte me pasó pocas veces, una o dos.

nachozzavedra dijo...

me da muhca bronca...
y hatsa la mita del relato pense qeu decias cunado vas en el bondi al misma situacion y se te acaba la pila del mp3, y tenes que empezar a esuchar conversaciones ajenas
que feo por dios

buenisimo le blog

Vicky dijo...

como estallo con las etiquetas jajajaaa